Jardines

La literatura de Europa, Oriente Medio y Asia está plagada de imágenes de jardines; el jardín representa el Paraíso y la morada del alma. Los emperadores de China y Vietnam mandaban construir sus tumbas en exquisitos y tranquilos jardines, por los que ya se paseaban en vida y donde finalmente quedarían sepultados. El jardín del Edén de la Biblia simbolizaba el estado de perfección que Adán y Eva tuvieron que abandonar, mientras que un jardín amurallado con una sola salida era la representación visual del muro de pureza que circundaba a la Virgen María.

Jardines amurallados
El Jardín amurallado medieval era un símbolo del útero y del principio protector femenino. Representaba la privacidad, algunas veces la discreción, asi como la virginidad. El jardín amurallado posee un fuerte simbolismo religioso, pues representa la iluminación espiritual Los jardines con tumbas de emperadores chinos y romanos constituían la contrapartida terrenal de los jardines celestiales. En la literatura medieval, el «jardín de las delicias» era una alegoría del amor cortesano, con símbolos de amor y otros placeres

Jardines españolas
Para los árabes, acostumbrados a vivir en el desierro, el jardín representaba el símbolo terrenal del Paraíso, descrito en el Corán como un lugar exuberante de «sombras largas» con «fuentes en las que el agua mana a borbotones». La fuente es un símbolo de la vida eterna. Los árabes introdujeron en el sur de España el jardín dividido en cuatro partes y el patio con una fuente en el centro. Algunos de los ejemplos más hermosos se pueden ver en la Alhambra de Granada

Gruta
Las grutas, originalmente lugares déla antigua Grecia donde se realizaban ritos sagrados, se crearon para los jardines griegos y romanos como cuevas artificiales para reforzar la unión mágica entre el jardín y la naturaleza. En el Renacimiento, se volvieron a introducir grutas en los jardines como un elemento esencial del diseño clásico.

Fuentes
Según se dice, cuatro ríos nacen baja el Árbol de la Vida en el centro del mundo, la fuente del elixir de la inmortalidad-Este simbolismo se repite en los jardines formales europeos, donde cuatro senderos conducen a la fuente principal.

El jardin del eden
La escena de este tríptico creado por El Bosco ilustra el jardín del Edén de la Biblia. Aquí, los primeros humanos, Adán y Eva, vivieron en un estado de inocencia natural, en armonía con los animales, hasta el momento de su expulsión del Paraíso. En el detalle de la derecha se aprecia la imperfección de la naturaleza fuera del jardín.

Parterres de amor
Los jardines de parterres se componen de bandas entrelazadas de arbustos, cada una con un motivo central, que gozaron de cierta popularidad en Inglaterra durante el siglo xvi como reflejo de los diseños de los bordados de esa época. Los parterres son símbolos del amor y del matrimonio, así como del destino, y protegen del mal.

Laurel
El laurel de hoja perenne es un símbolo de la inmortalidad y la victoria. Los pequeños laureles se cultivan en macetas como símbolo de honor y longevidad

Versalles
La grandeza formal del palacio de Luis XIV y de sus jardines en Versalles, a las afueras de París, poseen un significado político añadido. Luis XIV, conocido como el Rey Sol, quiso evidenciar su supremacía a través de una remodelación del paisaje, de modo que sus alrededores reflejasen su propio poder La construcción de Versalles representó un símbolo consciente del poder de este monarca del absolutismo.

POZO MÁGICO
Mucha gente cree que el pozo, como símbolo del principio femenino y como fuente de vida, posee propiedades mágicas. Si se tira una moneda a un pozo, el deseo se puede convertir en realidad.

Ornamentos
El jardín, al representar un símbolo del mundo natural, se considera como el hogar de toda clase
de espíritus. Las estatuas constituyen la personificación de estos espíritus, desde los antiguos dioses clásicos de Grecia y Roma hasta los gnomos celtas.

Jardín Zen
En los monasterios de los monjes Zen en Japón se construyen hermosos jardines a base de rocas desnudas, para representar el universo en un microcosmos. Algunos jardines introducen un detalle decorativo en forma de arena rastrillada; en un jardín de Kyoto se combinan piedras y guijarros para crear la impresión de un océano con islas en miniatura. Se pretende representar la «verdad fundamental» y, como tal, constituye un lugar para la meditación

Bonsai
El arte japonés de cultivar árboles en miniatura, el bonsai, simboliza el dominio del hombre sobre la naturaleza. A menudo un bonsai representa 1¡ inmortalidad.

Cenador
Las columnas que encierran el patio romano se imitaban en el jardín mediante enrejados que se cubrían con plantas de flor pata ofrecer sombra y fragancia, Al ser un lugar retirado, el cenador simboliza la seguridad del útero; la rosa, en este caso, el amor eterno.

Laberintos
Aunque el laberinto es un diseño clásico, su empleo enjardines se inició en el Renacimiento Su forma crea la confusión e intimidad necesarias para el encuentro de los enamorados. Se creía que los laberintos, que representaban el viaje de la oscuridad a la luz o la sabiduría secreta descubierta tras la superación de una prueba, atrapaban a los malos espíritus.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada